Pásatelo en grande en los campamentos

Las vacaciones suponen un parón en la rutina habitual. Los campamentos, los cursos de idiomas, los campos de trabajo…, cuentan con una serie de ventajas educativas complementarias.

El estar lejos de casa y de la protección familiar les ayuda a valerse por sí mismas y a desarrollar, en gran medida, su personalidad. Sin embargo, cuando enviamos a nuestras hijas de campamento o a un curso de idiomas, no están solas. Se encuentran apoyadas por las amigas de su grupo y por las preceptoras, que están siempre a su lado para animarlas y ayudarles en todo lo que haga falta.

A través de estas actividades, aprenden valores cristianos y crecen por dentro. En todas las convivencias, la atención espiritual se encomienda a la Prelatura del Opus Dei.